viernes, junio 13, 2008

Antilogía

Según algunos testimonios que nos lega la tradición, el sofista Protágoras de Abdera postulaba que respecto de cualquier proposición puede siempre argumentarse, con idéntica eficacia, tanto a favor como en contra.

Para ejemplificar ese tipo de argumentación falaz, el romano Aulo Gelio, en la nota 10 del libro V de sus Noctes Atticae, narra un episodio que el chismógrafo Diógenes Laercio apenas llega a mencionar. Es el siguiente:

Protágoras, que –como se sabe– cobraba por sus lecciones de oratoria, pactó con el joven Evatlo que éste le pagase al comienzo sólo la mitad del costo de ellas, y que postergase el pago de la otra mitad hasta el momento en que, ya instruido en el arte del alegato forense, hubiera defendido y ganado su primer pleito.

Ahora bien, como después de este acuerdo hubo pasado mucho tiempo sin que Evatlo mostrase la menor intención de disputar alguna causa, el maestro, sospechando que el alumno perseveraba en su actitud remisa para no tener que saldar su deuda, concibió una estratagema para cobrar su dinero, a saber: presentar una demanda contra Evatlo.

Cuando ambos acudieron ante los jueces, dijo Protágoras: “Date cuenta, pendejo boludísimo, de que me vas a pagar lo que pido de una u otra manera, ya sea la sentencia a favor o en contra de vos. Ya que si la causa se decide contra vos, me deberás a pagar de acuerdo con la sentencia, porque yo habré ganado; pero si la decisión te favorece a vos, me deberás pagar de acuerdo con nuestro contrato, porque vos habrás ganado.”

Evatlo contestó así: “Pude haber ido al enfrentamiento de este sofisma de usted tan equívoco si no hubiera tomado la palabra yo mismo y hubiera empleado a otro como abogado. Pero tengo una mayor satisfacción en esta victoria cuando le gano no sólo en la causa sino también en ese argumento. Así que dese cuenta usted también, maestro sapientísimo, de que no le voy a pagar lo que pide de ninguna de las dos maneras, ya sea la sentencia a favor o en contra de mí. Ya que si los jueces se expresan a favor de mi causa, nada le deberá ser pagado de acuerdo con la sentencia, porque yo habré ganado; pero si se pronuncian contra mí, nada le deberé pagar de acuerdo con nuestro contrato, porque no habré ganado.”

Los jueces, considerando que cualquier decisión que tomaran se anularía a sí misma, dejaron la cuestión pendiente y pospusieron la causa para un futuro distante. Algo no muy distinto, en definitiva, de lo que hizo Zeus con la persecución del perro de Procris (que no dejaba presa sin atrapar) al zorro de Teumesa (que no podía ser alcanzado).

18 comentarios:

Iota dijo...

Muy buena adaptación! Me quito el sombrero, qué digo el sombrero, me quito la cefálica cabeza!

Marta Paste dijo...

Uy, qué cosa leerle así de corrido los últimos tres posteados. Se me peinó el jopo y todavía no sé si decirle algo de la existencia inexistente, de la dirección en la que van los trenes o de las estratagemas del convencimiento.
pero en cualquier momento me ordeno y me callo definitivamente.

ele de lauk dijo...

1. Un pensamiento verdadero es
atractivo
2. Este post es atractivo
3. Este post es verdadero


Saludos, Nico !

Nico dijo...

Iota: Estimado, muchísimas gracias. Pensé en ofrecerte el escrito como colaboración para Ukhronía, pero inmediatamente me avergoncé de la idea. Dejo, pues, el texto a tu entera disposición.
¡Ah, mil disculpas por el desplante del otro día en MSN!
Un abrazo, colega.

Marta: Ni se le ocurra callarse, que siempre es un gusto leerla.
La ventaja de sus visitas trimestrales es que en ellas no llega a notar demasiado mi escasa frecuencia de posteo.
Bienvenida de vuelta por acá.

Ele: Presentado bajo la forma de un silogismo, debo decirle, si me permite, que 3 no se sigue de 1 y 2. Más bien 2 se seguiría de 1 y 3. Como sea, le agradezco mucho que opine esas tres cosas.
Salute, estimada.

Nico dijo...

O mejor dicho: le agradezco las proposiciones 2 y 3, que son las únicas que se refieren al post, ¿nocierto?

ele de lauk dijo...

En realidad , nocierto .
Es una paráfrasis del sofisma protagórico .
El enunciado posta , posta es el 2 .
Sweet dreams !

Cuti dijo...

grande evatlo, ese es mi pollo...

ele de lauk dijo...

cuti , lo creía más ecuánime .
Nico es su pollo ?
Si entendí mal , sepa disculpar . Ud.sabe .

Nico dijo...

Ele: No consigo verlo como una versión libre del sofisma protagórico. Ni siquiera me parece que, empleando proposiciones distintas, reproduzca la forma lógica del sofisma. Pero no voy a ponerme en exquisito, que ud. es nueva por acá y no la quiero incomodar, y sólo le voy a agradecer mucho el enunciado 2.

Cuti: Comparto. Para un sofista, derrotar a un rival con su propio sofisma debe ser lo más.

ele de lauk dijo...

Muy simpático , pero no ;}
Yo no soy un rival , Cuti . Sólo una
humildísima comentarista nueva por acá ...
Volveré y seré sofismas Nico , lo espero en la esquina .

Rambo dijo...

seguro que en el medio hubo un abogado que ganó algo de cualquier manera.

Iota dijo...

Nico, si Ud. no distingue entre cuando posteo borracho y cuando lo hago sobrio por qué habría yo de distinguir entre un buen post suyo y un mal post.

;)

Es relativo.

Un abrazo.

ele de lauk dijo...

Nico , teach me plz ...Yo lo veo clarito .

1. Si un objeto es de oro, brilla.
2. Esta daga brilla.
3. Esta daga es de oro.

Éste es un ejemplo de falacia de afirmación de consecuente. Esta falacia tiene la forma:

1. Si P entonces Q
2. Ocurre que Q
3. Por lo tanto, P

1. Un pensamiento verdadero es
atractivo
2. Este post es atractivo
3. Este post es un pensamiento verdadero

Por definición, cuando un razonamiento es correcto y sus premisas son verdaderas, entonces su conclusión es verdadera. En este caso, tenemos que las premisas son verdaderas y la conclusión no necesariamente verdadera, ya que la daga puede ser de oro (siendo verdadera) o de otro material brillante como por ejemplo el hierro (siendo falsa). Por tanto, el argumento es incorrecto. La manera de saberlo es empleando contraejemplos que lleven al límite estas estructuras falaces.

Tonshe ?

Nico dijo...

Rambo: En este caso no porque los abogados fueron los mismos Protágoras y Evatlo.

Tá perfecto lo que dice, Ele. Lo que yo digo es que no me parece que esa sea la misma estructura lógica del sofisma protagórico, que por empezar tiene la forma de un dilema.
De todos modos me dejó pensando en otra cosa. Sin duda la paradoja que surge aquí reside en un mal planteo del problema, pero no se me ocurre ahora en qué reside ese mal planteo. Se lo trato de pensar para mañana, que ahora me tengo que ir a cursar hasta última hora.
Lo invito también a don Cuti a hacer aportaciones en el asunto, que sé que le interesa. (Me contó un pajarito llamado Statcounter.)

ele de lauk dijo...

Lo dejamos asi . Hay dilemas más urgentes para resolver . Addio !

Nico dijo...

Es cierto, pero ahorita postergo a los más urgentes y me intereso por este.

Creo que en cuanto a su estructura lógica el sofisma no tiene problemas. Tiene la forma:

1. P o no P
2. Si P, entonces Q.
3. Si no P, entonces Q.
4. Por lo tanto, Q.

De modo que, si la trampa no está en la deducción, tiene que estar en una de las premisas. Pues bien, creo que la que no habría que aceptar es la tercera, que en los dos casos apela a lo convenido por contrato. Desde el momento en que ambos han ido a juicio, se están sometiendo al veredicto de los jueces. Lo que hace con su argumentación cada abogado es acatar esa sentencia cuando le resulta beneficiosa y declararla anulada cuando le es desfavorable.

Lo que plantea Evatlo es que si los jueces se pronuncian contra él, pasará por alto la sentencia porque el contrato ha establecido otra cosa. Protágoras, por su parte, declara que si la decisión favorece a Evatlo, éste deberá pagar de todos modos, pasando por alto el veredicto. Es cierto que por contrato Evatlo deberá pagar, pero sólo después de haber ganado su primer juicio; vale decir: si después de haber ganado este juicio Evatlo no paga, Protágoras podrá ponerle un nuevo pleito, en el que tendrá todo a su favor.

No me abstendré de confesar que sólo fui capaz de armar esta explicación gracias a la visita y el saqueo de este lugar.
De todos modos, si alguien tiene algo que corregir o agregar a estas consideraciones, siéntase libre de hacerlo.

ele de lauk dijo...

A pesar de lo dicho , volví. Ud. también.
Si va a mi blog verá el estado de mis neuronas : inepta para cualquier razonamiento . Sólo apta para saber que soy inepta para cualquier razonamiento en este día .
Continuará .
Saludos .

Nico dijo...

Su blog me gustó, Ele.