viernes, enero 25, 2008

El hombre migratorio

Enoch, de Rumania, soñó una noche que la muerte le daba alcance en un bosque de alerces nevados y ríos de escarcha. Al despertar, su mente simple concibió un plan simple. Con las primeras lluvias del otoño emigró al hemisferio sur y, seis meses después, volvió a escapar del invierno retornando a su patria. Desde entonces sigue eternamente a las golondrinas en cautelosos barcos. Es entre los inmortales el más bronceado.


De Guillermo Martínez, incluido en el libro Dos veces bueno 3, cuentos breves de América y España (Buenos Aires, Ed. Desde la Gente, 2002), con selección y prólogo de Raúl Brasca.

12 comentarios:

Iota dijo...

Hace poco leí un relato muy interesante acerca de unos "inmortales". Ya te contaré vía MSN.

Un abrazo.

Manón dijo...

Oh!

Aunque lo alcance "la pálida dama", habrá valido la pena el trajín.

(ahora me quedo pensando en mis extrañas formas de rajarle a la Parca)

Angustiado dijo...

Uy, yo que estoy con los 4400

Nico dijo...

Es una serie de TV, ¿no? ¿Hay inmortales envueltos en la trama? Interesante. Cuando pueda, le echaré un vistazo.
Últimamente la única que sigo, y con devoción, es House M.D.

Manón dijo...

don nico, casi un mes sin poste, a estas alturas ya estoy pensando que usté anda huyendo de la muerte, como enoch...

Nico dijo...

Tiene razón. Preparo un final que rendiré dentro de dos semanas. Después de eso postearé algo y me pondré al día con su blog y los demás. Por ahora, Cicerón y Ovidio me mantienen muy ocupado.
¿Sabe, Manón? El latín me resultó un camino de ida...

Le mando un abrazo.

Manón dijo...

Oh! mire usted que hace muuuuuucho muuuuuucho tiempo hice dos latines y dos griegos, allá lejos en mis primeros tramos de los veinte y adoré esas materias, con decirle que aquí atesoro el Vox y mi Segura-Munguía, que cada tanto consulto cuando me pica la curiosidad sobre alguna raiz etimológica.
Ahora me poseyó Nostalgión, no debería haber dejado pero tenía otras urgencias. En fin, cosas de la vida. Yastá.

Mucha merde para el final.

(¿por casualidad no vió la serie "Roma"? Está en dvd, dos temporadas, está muy bien hecha, en Cinecittá, excelente ambientación, lástima que medio "yanquilizada" en algunos aspectos de la ficción, pero se la recomiendo).

Juan K. dijo...

después de ver varias entradas de este sitio mi blog me dice que así quiere ser cuando sea grande.

Nico dijo...

Manón: Usted se salvó a tiempo. Yo ya no tengo remedio.
Gracias por los buenos deseos y por la recomendación de la serie, que no he visto hasta ahora. Un abrazo.

Juan K: Mi blog le dice al suyo que se siente halagado y que muchas gracias. También le recomienda que eleve sus aspiraciones un poco.
Bienvenido.

Marta Paste dijo...

Pero que tendrá el latín que se me pasó tan de largo? Bah... yo creo que fue como esos hombres que pasan en las vacaciones y que una sabe que viven lejos y que entonces mejor...En fin.
Ya debe estar dando en esta semana su examen así que lo mejor para eso.

cuti dijo...

ya sabemos que su blog es de tránsito lento, nico paste, no se preocupe que a nosotros no nos preocupa. Pero -ahora hablo por mí- espero que no decida dejarlo tirado. Es bueno saber que de vez en cuando podré leerle alguna de esas cosas que me trajeron por primera vez acá, hace tiempo.

Nico dijo...

Nescio quid, Marta. Ni yo sé bien qué le veo, pero siento que me entusiasma y me dejo llevar. Le agradezco los buenos deseos y le cuento que me fue muy bien.

Cuti: Gracias por el aliento. Le puedo asegurar que no cerraré el blog e incluso que seguiré posteando de vez en cuando, pero en lo que respecta a la calidad de los postes no me puedo comprometer a nada.